Cinco consejos para salvar la candidatura de Meg Whitman


Por Hiram Soto

Meg Whitman tenía razón cuando admitió durante su debate con Jerry Brown el otro día en Univisión: “no puedo ganar la gubernatura sin el voto latino”.

Quizás por eso invirtió más del doble de dinero en anuncios de radio y televisión en español luego del escándalo de que había contratado a una inmigrante indocumentada por casi 10 años, doblando su apuesta como lo haría un jugador de póker después de una mala mano.

Tranquila, Señora Whitman. No pierda la cabeza y tire su dinero a la basura. Quizás yo puedo ayudarla. Yo conozco bien a mi gente, y como usted tiene tanto interés en ganarse su voto, me voy a permitir ofrecerle los siguientes consejos. De seguirlos, puedo casi garantizarle que arrasará con el voto latino el 2 noviembre. Y lo mejor de todo es que no le cobraré un solo centavo.

Consejo #1: despida a Pete Wilson. Si busca publicidad y buena fe en la comunidad latina, despida a Pete Wilson, su presidente de campaña. Pocas cosas le generarán más cobertura positiva en los medios de comunicación latinos que despedir a una de las figuras más odiadas por los hispanos. Será imposible suavizar su imagen siempre y cuando usted tenga al ex gobernador de su lado, partidario de la fallida proposición 187. Digamos que es el equivalente a estar casada con ese tío de la familia que nadie quiere.

Consejo #2: cambie de tono. Seamos sinceros: usted se vio muy mal primero diciendo que tiene una postura dura en contra de la inmigración ilegal, y después nos enteramos de que usted contrató a una inmigrante indocumentada por casi 10 años, aunque usted dice que no sabía que estaba en el país ilegalmente. En lugar de tirar más dinero a la basura con anuncios de radio y televisión, le recomiendo que mejor suavice un poco su postura sobre el tema. En particular le sugiero abandonar su promesa de instituir redadas en los lugares de trabajo y de revocar las licencias de negocios que contraten indocumentados. Así puede también proteger su propio trasero si usted algún día contrata nuevamente a inmigrantes indocumentados, que le advierto están en todos lados.

Consejo #3: no trate de manipular a los latinos. Para bien o para mal, su candidatura hasta el día de las elecciones estará definida por la inmigración ilegal. Y los latinos nos hemos hecho muy astutos para detectar cuando un candidato nos está dando atole con el dedo. Por ejemplo, usted dice que se opone a la ley de Arizona SB1070 y que también está en contra de la proposición 187. Sin embargo también sabemos que la ley de Arizona es más simbólica que nada, y no tiene ningún impacto en California. Y a la vez sabemos que la Proposición 187 sucedió hace 15 años y nunca entró en vigor. A pesar de eso, usted contrató a Wilson y ha difundido anuncios de radio que dicen que usted se opone a que los indocumentados reciban cualquier tipo de beneficio público. ¿Qué no es lo mismo que apoyar la 187? Si de veras quiere estar del lado bueno de los latinos en cuanto al inmigración ilegal, anuncie su apoyo a una reforma migratoria integral.

Consejo #4: no salga en Univisión si no tiene algo bueno que decir. El otro día durante el debate en Univisión con Brown, un estudiante indocumentado de Cal State Fresno dijo que estaba por graduarse con honores pero que no podría trabajar porque es indocumentado. Al preguntarles a los candidatos sobre su postura ante la propuesta Dream Act, que legalizaría a ciertos indocumentados que llegaron a Estados Unidos como niños, usted dijo que sólo apoya la educación pública de los indocumentados hasta la preparatoria. Le recuerdo sus palabras: “no pienso que es justo prohibir y eliminar la habilidad de los residentes de California de asistir a la educación superior y favorecer a los indocumentados”. Ese tipo de comentarios no hacen nada más que poner en su contra a la gran cantidad de estudiantes latinos que planean votar en noviembre, y que estaban esperando algo de usted. Mejor no salga en Univisión.

Y el último consejo:

Consejo #5: no se meta con las nanas. Cuidar hijos ajenos es un trabajo con mucha tradición en la comunidad latina. El hecho de que usted tuvo a una mujer latina como su mano derecha en el hogar por casi 10 años habla bien, pero esos puntos se evaporaron cuando se dieron a conocer los detalles de cómo despidió a Nicandra Díaz Santillán, su nana. Ni siquiera le dio oportunidad de despedirse de los niños se cuidó por tanto tiempo. En la comunidad latina muchos tenemos a mamás, tías, primas o hermanas que cuidan a los hijos de otros, y por lo tanto nos podemos identificar con Díaz Santillán. La próxima vez que pregunten sobre el tema, aproveche para pedir disculpas a su ex nana  y darle las gracias por haber cuidado sus hijos.

Y ahí lo tiene, señora Whitman.

Las mentes más sabias en las ciencias políticas calculan que usted necesita alrededor del 35 por ciento del voto latino para ganar. Hoy en día las encuestas la tienen más cerca del 30 por ciento con tendencia a la baja debido al escándalo.

El tiempo apremia, y cada vez estamos más cerca del día de la elección.

Sería irónico que después de gastar 120 millones de dólares de su propio dinero para convertirse en la próxima gobernador de California, todo su esfuerzo se venga abajo porque no supo cómo tratar a su nana y porque en campaña usted dice una cosa, y en su vida privada hace otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s