¿Deberían prohibir los juguetes en las cajitas felices?


Por Hiram Soto

Quiero repetir aquí una pregunta que le he hecho prácticamente a todos los papás con los que me he encontrado en los últimos días: ¿Crees que McDonald’s debería de tener prohibido mercadear comida rápida a nuestros hijos con juguetes en sus cajitas felices?

Una organización de consumidores que promueve mejores hábitos de nutrición piensa que sí.

A finales del mes pasado el Center for Science in the Public Interest presentó una carta el 22 junio en donde amenaza con demandar en 30 días a la cadena de comida rápida al menos de que abandone la práctica de incluir juguetes en sus cajitas felices, porque considera que la comida que ofrecen es mala para la salud. Entre otras cosas, argumenta que sus prácticas de mercadeo infantil son ilegales en ciertos estados, incluyendo California.

La cadena contestó con una carta diciendo que defendería con todo la práctica de incluir juguetes en sus cajitas felices.

Entretanto nosotros, nosotros, quienes compramos las cajitas felices, tenemos un gran tema de discusión en nuestras manos: la obesidad infantil.

Empecemos dándole contexto al asunto: uno de cada tres niños latinos entre 6 y 11 años de edad padecen de sobrepeso. Esto es casi el doble del índice de sobrepeso de los niños que no son hispanos, según cifras federales.

La organización de consumidores dice que los juguetes contribuyen en esencia a la obesidad infantil porque los niños son atraídos a las hamburguesas, papas y sodas por los juguetes que regalan en sus cajitas felices. En otras palabras, la racionalización es que menos niños hicieran berrinches por hamburguesas, papas y sodas si los juguetes no estuvieran ahí, y que probablemente terminarían comiendo algo más saludable.

¿Crees que funcionaría? Si McDonald’s dejará de existir de un momento a otro, ¿a dónde llevarías a tus hijos a comer en esos días que andas en apuros y que estás más interesado en ponerle algo en sus pancitas que en servirles comida nutritiva?

Es triste decirlo, pero probablemente sustituirías una comida rápida por otra, con o sin juguete.

La amenaza de la demanda y las cifras sobre la obesidad infantil en la comunidad latina debería hacernos reflexionar sobre lo que les estamos dando de comer a nuestros hijos.

Yo soy el primero en admitir que a veces llevo a mis hijas al McDonald’s, y que ordeno cajitas felices con papas fritas y chicken nuggets a pesar de que puedo pedir manzanas como substituto a las papas fritas. La única molestia que generan los juguetes en mi casa es que mis niñas los abandonan en cualquier lugar después de jugar con ellos escasos 10 minutos. Para mí son una carga ecológica más que nada. Además, en más de una ocasión he pisado uno de esos juguetes caminando descalzo por la casa con una taza de café caliente en la mano, momentos que no recuerdo con mucha felicidad.

Aunque los motivos de esta organización de consumidores son buenos, la verdad es que finalmente uno de cada tres niños latinos parece de sobrepeso por las costumbres alimentarias que tenemos. Muchos de nosotros venimos en México, el país se consume más Coca-Cola per cápita que cualquier otro país, incluyendo Estados Unidos, el que inventó el líquido negro y gaseoso. Y es difícil romper con costumbres tan incrustadas en nuestra cultura como tomar Coca-Cola.

Una nueva y triste costumbre que estamos empezando a formar los hispanos en Estados Unidos es la diabetes infantil. Al ritmo que vamos, uno de cada dos niños latinos podría desarrollar diabetes en algún momento de sus vidas.

No es por nada que incluso la primera dama Michelle Obama ha lanzado una campaña para combatir la obesidad infantil titulada “Let’s Move” o “Pongámonos en movimiento”, en donde promueve una vida activa y una dieta nutritiva y balanceada.

La campaña incluye consejos como siempre tener fruta disponible en la cocina, apagar la televisión durante la hora de la cena, caminar después de comer y planear un menú para la semana junto con los niños para inculcar una cultura de nutrición.

Son consejos que valen la pena adoptar.

Regresando un poco al tema de las cajitas felices, yo tengo que ponerme del lado de McDonald’s.

Finalmente la cadena no es responsable de la nutrición de nuestros hijos. Los responsables somos los padres que veces cortamos camino a costa de la nutrición de nuestros hijos. Yo no creo en el argumento de que los juguetes le hacen más difícil la tarea a los papás de alimentar bien a los pequeños.

Interpreto la amenaza de la demanda como un reflejo de la desesperación que existe en ver los índices de obesidad infantil triplicarse en los últimos 30 años, con los niños latinos como punta de lanza.

Los padres diabéticos o con hijos diabéticos conocen muy bien esta realidad. Quizá son ellos quienes entienden con mayor claridad que la verdadera felicidad está en tener buena salud. Lástima que a veces lo aprendemos cuando es demasiado tarde.

Anuncios

2 comentarios en “¿Deberían prohibir los juguetes en las cajitas felices?

  1. En relacion a tu articulo, creo dos cosas: primera, que hay un factor publicitario que interviene en la desicion y segundo la cultura de los papas en cuanto a la nutricion de los hijos.Y finalmente esta ultima siempre es la mas correcta aunque no sea correcto lo que se coma. Promover una cultirizacion en cuanto a los habitos alimenticios es lo mas prudente, los papas debemos dirijir y autorizar los alimentos de nuestros hijos. Y ayudando un poco a esto la agresiva publicidad, la insinuante y tentadora publicidad debiera en ese campo de ponerle limites, si esos productos de cajitas felices ya no ofrecen juguetes, creo que se ayudaria a todos esos padres que ya no serian llevados al Mc.Donals a comprar sus cajitas felices. Por mi que las quiten y quiten esa tentacion a los ninos. Y a tus hijas no las estes llevando a comer papitas fritas que no son buenas para la salud.Ademas al pisar otro juguete de las “cajitas” se te puede caer el cafe sobre una de tus hijas,y otra cosa: recicla los juguetes que tienes de las cajitas felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s